CREEBBA - Indicador de Actividad Econ贸mica - IAE Nro. 103

Indicadores de Actividad Econ贸mica (IAE) N潞 103
marzo 2009

 

 

 

 


Sector agropecuario: una oportunidad desaprovechada
  • Se analiza el desempe帽o del sector agropecuario en el pa铆s durante los 煤ltimos a帽os. Frente a la oportunidad hist贸rica de contar con ventajas naturales excepcionales para producir lo que el mundo demanda, cabe preguntarse en que medida el pa铆s ha capitalizado esta situaci贸n.

  • El proceso de crecimiento de la actividad agropecuaria registrado en el pa铆s acompa帽a un proceso de expansi贸n global de la actividad, pero no se advierten factores locales propiciados por cuestiones econ贸micas espec铆ficas del pa铆s que determinen una participaci贸n creciente sobre el comercio mundial.

  • Estos datos debieran llamar a la reflexi贸n sobre el modelo que el pa铆s necesita para un crecimiento sostenido, a la luz de los resultados alcanzados por las pol铆ticas actuales en un contexto internacional muy beneficioso para un pa铆s como la Argentina. La gran oportunidad no parece haber sido aprovechada.

驴Argentina aprovecha el fuerte crecimiento de los mercados agropecuarios?

En los 煤ltimos meses del a帽o anterior, la abrupta ca铆da de los precios internacionales de los granos sumados, a la sequ铆a reinstal贸 el conflicto entre el sector agropecuario y el gobierno. Pese a los intentos de canalizar la disputa a trav茅s de la negociaci贸n entre dirigentes del sector y funcionarios gubernamentales, la falta de acuerdos y crecientes diferencias plantea la perspectiva cada vez m谩s firme de un nuevo conflicto social en el interior del pa铆s.

El paro iniciado en marzo del a帽o pasado tuve una fuerte repercusi贸n negativa sobre la marcha del conjunto de la econom铆a, detuvo el crecimiento del producto bruto, a煤n con precios record de los productos exportables y buenos rendimientos en la producci贸n agropecuaria. Un nuevo conflicto presenta la perspectiva de efectos similares, pero intensificados por la crisis econ贸mica internacional, la agudizaci贸n de la recesi贸n en el pa铆s, el deterioro de expectativas, el derrumbe de precios mundiales de los granos y la ca铆da de producci贸n por efecto de la sequ铆a.

Las soluciones de fondo al conflicto plantean como primer paso, el objetivo urgente de recomponer la rentabilidad de la actividad que la actividad agropecuaria presenta, aun en un contexto de retracci贸n de la demanda internacional de productos agropecuarios; pero que en el contexto actual se ha disipado por efecto de las intervenciones gubernamentales, particularmente a partir de la aceleraci贸n de la inflaci贸n a principios del a帽o 2007. Por otro parte, adem谩s de la eliminaci贸n de distorsiones, se requiere un compromiso cre铆ble de estabilidad en las reglas de producci贸n y comercializaci贸n de modo que el productor gane certidumbre para realizar inmovilizaciones de capital que como m铆nimo requiere un a帽o de maduraci贸n. Estas dos condiciones liberar铆an la energ铆a del agro, suficiente para poner en marcha la producci贸n del pa铆s en un marco en el que el Estado carece de instrumentos para reactivar la demanda, ha cerrado todos los caminos para acceder a nuevas fuentes de financiamiento y por el contrario, se enfrenta a la necesidad de aumentar la presi贸n fiscal sobre contribuyentes para eludir el riesgo de una nueva cesaci贸n de pagos de servicios de sus deudas. Avanzar en esta direcci贸n supone una reducci贸n temporaria de recursos fiscales importantes en concepto de retenciones y por lo tanto, impondr铆a la necesidad de identificar fuentes de financiamiento en el corto plazo para evitar el riesgo de desestabilizaci贸n econ贸mica por la agudizaci贸n de desequilibrios fiscales.

La marcha de los acontecimientos durante el mes de marzo, con se帽ales desalentadores sobre la marcha de la actividad econ贸mica y un deterioro del clima pol铆tico por la intenci贸n oficial de anticipar las elecciones legislativas al mes de junio, tornan improbable un giro en la pol铆tica oficial para revertir las expectativas a trav茅s de una salida al conflicto con el agro. De este modo, y pese a algunos indicios positivos en relaci贸n al contexto internacional, el panorama local no presenta una perspectiva alentadora para la econom铆a del pa铆s en los pr贸ximos meses. Lo se帽alado cobra particular importancia para la econom铆a regional, tradicionalmente movilizada por la actividad agropecuaria y que en el 煤ltimo a帽o se presenta como una de las zonas m谩s afectadas por la sequ铆a.

Esta situaci贸n no deja de sorprender porque plantea la inviabilidad econ贸mica de la producci贸n de alimentos, una de las actividades con mejores perspectivas de crecimiento durante la d茅cada actual a escala mundial, impulsada por el fuerte crecimiento de la demanda de la econom铆a asi谩tica. Aun en el contexto actual de contracci贸n generalizada de la actividad econ贸mica mundial, el sector productor de alimentos se presenta como uno de los menos afectados por presentar una demanda estable, recayendo el ajuste de gastos sobre demanda de bienes de consumos durables y/o prescindibles.

Bajo esta perspectiva, resulta interesante repasar el desempe帽o del sector agropecuario en el pa铆s durante los 煤ltimos a帽os. Frente a la oportunidad hist贸rica de contar con ventajas naturales excepcionales para producir lo que el mundo demanda, cabe preguntarse en que medida el pa铆s ha capitalizado esta situaci贸n. Con el prop贸sito de aportar elementos a este planteo, el siguiente an谩lisis presenta una descripci贸n del desempe帽o de la actividad agropecuaria durante los 煤ltimos a帽os, tomando como referencia los resultados alcanzados por pa铆ses fronterizos y del sector agroalimentario a escala global.

 

Evoluci贸n de las principales producciones del sector agropecuario en la d茅cada

Como primer paso, se presenta el crecimiento en la producci贸n y ventas de productos representativos del sector agropecuario del pa铆s a lo largo de la d茅cada. Si se toma el agregado de trigo, ma铆z y soja, se advierte un gradual crecimiento hasta la campa帽a 2006/2007 y un estancamiento en la campa帽a siguiente, agravada en la campa帽a actual por el problema de la sequ铆a. En l铆neas generales, resulta claro el predominio creciente de la soja.

El gr谩fico 2 complementa el anterior. En el mismo se advierte el sostenido crecimiento de la producci贸n de aceites, con un ritmo decreciente a partir del 2007. En producci贸n de carne vacuna, tras un fuerte salto en el a帽o 2004, la actividad presenta un estancamiento en a帽os posteriores.

Por 煤ltimo, la producci贸n de leche exhibe una evoluci贸n similar a la carne hasta el a帽o 2007, en el que se registra una abrupta ca铆da de la producci贸n. A modo de resumen, se observa un crecimiento de la producci贸n agropecuaria, con un creciente protagonismo de la soja, y una importante desaceleraci贸n a partir del a帽o 2007 que afecta en mayor medida a lo productos con mayor grado de industrializaci贸n como carne y leche.

       

Participaci贸n sobre el comercio mundial

M谩s all谩 de las desaceleraciones del 2007, los datos anteriores reflejan un crecimiento de la producci贸n agropecuaria durante la d茅cada actual. En granos, la campa帽a actual podr铆a significar un retroceso al punto de partida (producci贸n de la campa帽a 2001/2002). Para tomar una medida de desempe帽o m谩s apropiada, habr铆a que evaluar estos cambios considerando el contexto. Por esto, una medida apropiada para un pa铆s exportador como el nuestro, consiste en la evoluci贸n de la participaci贸n sobre el comercio mundial.

Para continuar con el esquema anterior, los gr谩ficos siguientes presentan la participaci贸n de la exportaci贸n nacional de productos representativos sobre la suma de exportaciones en el mundo. El gr谩fico 3 presenta los porcentajes correspondientes a trigo, soja y ma铆z. Como primera idea cabe destacar que en ninguno de los tres casos, se alcanza a confirmar una tendencia creciente. Por el contrario, en casos como el trigo, se observa una fuerte disminuci贸n en la participaci贸n sobre el comercio mundial a partir del a帽o 2007. Una descripci贸n similar cabe para el ma铆z, en tanto que la soja alcanza su m谩ximo en la campa帽a 07/08, pero en buena medida propiciado por el desplazamiento de ma铆z y trigo.

El gr谩fico 4 presenta la participaci贸n de las ventas argentinas al exterior de carne vacuna y leche en polvo entera. Nuevamente se observa una tendencia al alza con un retroceso en los 煤ltimos a帽os, en modo especial en el caso de la carne.

A la luz de estos resultados cabr铆a se帽alar que el proceso de crecimiento de la actividad agropecuaria registrado en el pa铆s acompa帽a un proceso de expansi贸n global de la actividad, pero no se advierte factores locales propiciados por factores econ贸micos espec铆ficos del pa铆s que determinen una participaci贸n creciente sobre el comercio mundial, en modo m谩s marcado en las 煤ltimas campa帽as.

Comparaci贸n de vol煤menes de producci贸n con pa铆ses vecinos

Para ampliar la evaluaci贸n del desempe帽o del sector agropecuario argentina, se amplia el an谩lisis a trav茅s de las comparaci贸n de la actividad con respecto a pa铆ses fronterizos. Dada la similitud en la dotaci贸n de recursos naturales como el clima, suelos y ubicaci贸n geogr谩fica; de observase diferencias importantes, cabe pensar que las mismas se explicar铆an por distintas orientaciones de pol铆tica econ贸mica aplicadas por sus respectivos gobiernos.

Para facilitar la comparaci贸n se presenta las producciones con n煤meros 铆ndices, tomando el volumen producido a principio de la d茅cada con valor igual a 100.

Trigo. Se apreci贸 un evidente retroceso de la producci贸n argentina en los 煤ltimos a帽os. El gr谩fico 5. El contraste es claro con Brasil y Uruguay. El nivel de producci贸n de trigo alcanzado en el la 煤ltima campa帽a en ambos casos, se ha incrementado un 250% y 150% con respecto a los registrados a principios de la d茅cada. En el mismo per铆odo, la producci贸n del pa铆s permaneci贸 estancada.

Soja.: El gr谩fico 6 revela la diferencia de desempe帽o en la producci贸n de soja entre Argentina y Brasil. En este 煤ltimo pa铆s, se registr贸 un fuerte crecimiento de la producci贸n a partir del 2007, muy superior a los incrementos observados en nuestro pa铆s.

Carne. La comparaci贸n con Uruguay arroja resultados desalentadores para la ganader铆a del pa铆s (gr谩fico 7). Si bien en ambos casos, se ha estancado la producci贸n en los 煤ltimos dos a帽os, la diferencia de desempe帽o por el sostenido crecimiento en Uruguay en los a帽os previos, contrastando con la d茅bil expansi贸n de la producci贸n argentina

Leche. El gr谩fico 8 compara la evoluci贸n de los niveles de producci贸n de leche entera en polvo. El aumento de producci贸n en el pa铆s fue transitorio y en la actualidad se ubica en niveles similares a los de comienzos de la d茅cada.

Se observa un n铆tido contraste con Brasil que en los 煤ltimos a帽os presenta un crecimiento sostenido con un nivel de producci贸n que en la actualidad duplica los niveles registrados en el a帽o 2000.

 

Efectos locales de la pol铆tica de intervenci贸n en los mercados

Un 煤ltimo aspecto a analizar es el efecto sobre los precios al productor generados por intervenciones oficiales en el mercado de productos agropecuarios. Con tal fin, resulta interesante tomar como punto de comparaci贸n, los precios vigentes en Uruguay; por tratarse de una econom铆a relativamente abierta y por lo tanto, con precios internos que reflejan los valores internacionales. Si se tiene en cuenta, tambi茅n, que estos granos son 聯commodities聰 (es decir, productos homog茅neos) y que los fletes desde Uruguay o desde Argentina no tienen diferencias significativas, se puede afirmar que las diferencias entre los precios uruguayos y argentinos se deben a los 聯interferencias聰 al comercio exterior.

En el caso argentino, se podr铆an agrupar en dos grandes categor铆as; por un lado, los derechos de exportaci贸n (DEX) y por otro, todo un amplio conjunto de regulaciones (REX) que afecta la comercializaci贸n de productos agropecuarios (cupos de exportaciones, barreras administrativas).

La siguiente tabla exhibe diferencia de precios al productor entre Uruguay y Argentina, para dos productos representativos del sector agr铆cola del primer pa铆s. A partir de estos datos se puede apreciar: (1) una importante diferencia en los precios al productor; a una y otro lado del r铆o Uruguay, un productor recibir铆a por su producci贸n de trigo y/o ma铆z en un rango que va del 45 al 50%; (2) de esta diferencia, la mitad se explica por una medida (derechos de exportaci贸n (DEX) y la otra mitad, por regulaciones varias dispuestas por el gobierno argentino.

La situaci贸n actual delata la necesidad de recursos para financiar los gastos crecientes del gobierno nacional como la raz贸n de fondo de imposici贸n de derechos de exportaci贸n. Se han mencionado otras razones como medida contra la inflaci贸n y como herramienta para promover cultivos alternativos a la soja; pero adem谩s de resultar medidas inefectivas en el mediano plazo para tales prop贸sitos por su efectos negativos sobre la oferta de alimentos; se ven desdibujados como argumentos oficiales cuando el Estado toma otras medidas con efecto opuesto (devaluaci贸n de la moneda, mantenimiento de retenciones cuando el precio internacional baja, imposici贸n de retenciones elevados a cultivos alternativos).

Por otra parte, dado que la p茅rdida de REX no significa p茅rdida de recaudaci贸n para el gobierno, resulta dif铆cil encontrar una explicaci贸n que fundamente este tipo de disposiciones. Este tipo de medidas tienen un efecto grave sobre la producci贸n al generar decisiones de producci贸n sustentadas en precios distorsionados y que no se sustentan en el tiempo; paralizaci贸n de la inversi贸n y destrucci贸n de la canales y reglas de comercializaci贸n (por ejemplo, mercado de Liniers y futuros).

En el caso del trigo, se ha argumentado la 聯seguridad alimentaria聰. El camino es m谩s inversi贸n y crecimiento de la productividad para expandir la capacidad de producci贸n; y una pol铆tica comercial tendiente a la apertura de nuevos mercados. En este sentido, resulta de sumo inter茅s la experiencia de Brasil en los 煤ltimos a帽os.

Las regulaciones generan una diferencia de precios que no recibe el productor, que vende su producci贸n en perfecta competencia con otros productores, y que en la mayor parte de las veces no se traslada al precio de alimentos b谩sicos porque es apropiada por sectores intermedios en el proceso de comercializaci贸n y con una estructura m谩s concentrada. Las medidas no han sido efectivas para neutralizar el encarecimiento de productos como carne, pan y aceite; por citar productos representativos. Se suma a ello el poder de ciertos funcionarios que con su sola firma pueden decidir sobre la rentabilidad de una industria sin estar expuestos a controles efectivos; una situaci贸n que propicia el riesgo de corrupci贸n y hostigamiento a rivales pol铆ticos.

 

Comentario final

La Argentina necesita recurrir a todo su potencial productivo para sortear una crisis econ贸mica internacional sin precedentes. Para ello debe apostar a sus sectores m谩s competitivos, promoviendo la inversi贸n e innovaci贸n. La principal fortaleza y oportunidad del pa铆s es apostar a un aprovechamiento integral de la fertilidad de sus suelos para la producci贸n de alimentos; uno de los productos que en el actual contexto internacional ver谩 menos afectada su demanda. Liberar las energ铆as del agro, tendr铆a efectos inmediatos. Simplemente con volver a los niveles de siembra de la campa帽a anterior, se podr铆a aumentar el volumen de producci贸n de granos en m谩s de 20 millones. Esto significar铆a un aumento de gastos del sector del orden de los USS 5 mil millones; con un amplio efecto multiplicador sobre el resto de la actividad econ贸mica del pa铆s.

En resumen, estos datos debieran llamar a la reflexi贸n sobre el modelo que el pa铆s necesita para un crecimiento sostenido, a la luz de los resultados alcanzados por las pol铆ticas actuales en un contexto internacional muy beneficioso para un pa铆s como la Argentina. La gran oportunidad no parece haber sido aprovechada, resultado que contrasta con los alcanzados por pa铆ses vecinos, con inferiores condiciones naturales para el desarrollo de la actividad agropecuaria. La crisis internacional representa una nueva oportunidad para el pa铆s, la de utilizar el poder competitivo del agro para generar recursos a nuestra debilitada econom铆a. Su aprovechamiento impone una reformulaci贸n dr谩stica de la pol铆tica agraria del pa铆s. El interrogante final es; 驴la vamos a desaprovechar nuevamente?

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Econ贸mica (IAE). Si desea recibir la versi贸n completa del informe v铆a mail, cont谩ctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atr谩s

 

 


 

Tarifas de servicios y su incidencia en el indice de precios al consumidor

Desde la salida del r茅gimen de convertibilidad, la consecuente devaluaci贸n del peso gener贸 un despegue de la inflaci贸n minorista que, por casi una d茅cada, hab铆a permanecido pr谩cticamente inalterada en el contexto de tipo de cambio fijo. En 2002 se produjo el salto inflacionario m谩s importante, con un incremento del 铆ndice general de precios superior al 40% y, a partir de all铆, los precios minoristas siguieron una tendencia ascendente que se aceler贸 en los 煤ltimos a帽os. Sin embargo, no todos los rubros evolucionaron de la misma manera: mientras que los alimentos, textiles, commodities, veh铆culos y bienes de consumo durables importados o con componentes importados acusaron un fuerte e inmediato impacto de la devaluaci贸n y registraron elevados porcentajes de traslado de depreciaci贸n a precios (pass-through), otros se mantuvieron estables o con leves variaciones con respecto a la inflaci贸n promedio. En particular, fueron los servicios los que se vieron levemente afectados por la devaluaci贸n, especialmente en los primeros tiempos que sucedieron a la crisis: alquileres, esparcimiento, educaci贸n y servicios p煤blicos, por mencionar s贸lo algunos.

El caso de los servicios p煤blicos fue el m谩s discutido y tambi茅n el m谩s postergado. Mientras que la mayor铆a de los servicios fue incorporando gradualmente el componente inflacionario y actualiz谩ndose en virtud de la suba en los costos y las recomposiciones salariales, las tarifas de la energ铆a el茅ctrica, el gas y el agua permanecieron reguladas y congeladas, al menos para los clientes residenciales. Los 煤nicos ajustes que las tarifas verificaron tras la devaluaci贸n fueron aplicados a las empresas, de manera que s贸lo parte de los mismos fue trasladada a los consumidores v铆a aumentos de precios. No obstante, el impacto directo de una reestructuraci贸n de tarifas pas贸 a un plano secundario hasta comienzos de este a帽o, cuando empezaron a implementarse aumentos sobre el segmento residencial. Estas subas se suman a la aplicaci贸n del programa de uso racional de energ铆a, puesto en pr谩ctica con anterioridad, con el prop贸sito de premiar a trav茅s de bonificaciones el ahorro de energ铆a y penalizar los consumos extra. De esta forma, el programa cumpl铆a dos objetivos: incentivar el ahorro de energ铆a e introducir, al menos de modo parcial, los demorados incrementos tarifarios.

Frente a los aumentos que ya han comenzado a hacerse efectivos, conjuntamente con la aplicaci贸n del programa de uso racional de energ铆a, la pregunta que inmediatamente surge es, en qu茅 medida incidir谩 el reajuste en la inflaci贸n minorista. En un contexto con recesi贸n, en el que las presiones alcistas sobre los precios se encuentran medianamente contenidas y en donde las proyecciones preliminares arrojar铆an una inflaci贸n menor a la de 2008, interesa contar con alguna aproximaci贸n del impacto final de los nuevos cuadros tarifarios. La idea es estimar en qu茅 proporci贸n se modificar铆a el pron贸stico inflacionario de base a partir de la incorporaci贸n de los nuevos cuadros tarifarios. Obviamente aqu铆 es necesario hacer supuestos de consumo, escenarios de comportamiento con respecto al uso de la energ铆a y evaluar las variantes seg煤n categor铆a de cliente, de acuerdo a la magnitud de la demanda.

El prop贸sito de esta nota es describir los cuadros tarifarios vigentes para los distintos servicios, analizar la composici贸n de las respectivas tarifas y estimar escenarios de aumento seg煤n diferentes patrones de consumo, categor铆as de clientes y porcentajes de ajuste. Este ejercicio proporcionar谩 un cuadro con distintos esquemas de aumentos factibles. Posteriormente, se estimar谩 un rango de incidencia de dichos incrementos sobre el 铆ndice de precios al consumidor, atendiendo a la ponderaci贸n que los servicios poseen dentro de la estructura de c谩lculo del indicador. En forma complementaria, se describir谩n los programas de uso racional de la energ铆a para los distintos servicios y su eventual incidencia sobre la proyecci贸n inflacionaria.

 
Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Econ贸mica (IAE). Si desea recibir la versi贸n completa del informe v铆a mail, cont谩ctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atr谩s

 

 


Participacion del complejo petroquimico en la economia local

El seguimiento del sector petroqu铆mico constituye motivo de an谩lisis en las publicaciones de CREEBBA. Como resulta habitual, se actualizan las cifras correspondientes al impacto del sector en la actividad econ贸mica de la ciudad y la regi贸n, present谩ndose en esta ocasi贸n los resultados correspondientes a 2007, donde se pone de manifiesto que a煤n en un escenario donde las empresas ven disminuidos sus m谩rgenes de rentabilidad, el aporte a la regi贸n se incrementa sustancialmente en relaci贸n con a帽os anteriores.

Al igual que en estudios anteriores, la medida utilizada para evaluar la participaci贸n del complejo petroqu铆mico en la econom铆a local es el valor agregado. En particular, se toma en cuenta el aporte de un grupo de empresas del sector petroqu铆mico local a la econom铆a de Bah铆a Blanca y su regi贸n, y su evoluci贸n en los 煤ltimos a帽os. Este grupo de empresas es el que integra1 la Asociaci贸n Industrial Qu铆mica, AIQBB.

En ediciones anteriores2 de Indicadores de Actividad Econ贸mica se explica de modo detallado la metodolog铆a empleada para la estimaci贸n del valor agregado sectorial. No obstante, a continuaci贸n se sintetizan los principales conceptos requeridos para una adecuada interpretaci贸n de los resultados que se exponen en la secci贸n siguiente.

 
Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Econ贸mica (IAE). Si desea recibir la versi贸n completa del informe v铆a mail, cont谩ctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atr谩s


 

 


Los efectos de la sequia en la economia regional

La campa帽a 08/09, transcurri贸 para el sector agropecuario en uno de los escenarios m谩s desfavorables de las 煤ltimas d茅cadas. Fuerte presi贸n fiscal, imposibilidad de aprovechar los momentos de buenos precios, bajo nivel de cr茅dito, suba de costos al momento de la siembra, incertidumbre comercial y una de las peores sequ铆as de las que se tenga memoria. En muchas localidades las precipitaciones registradas reflejaron una ca铆da del orden del 40% al 60% respecto del promedio hist贸rico. M谩s grave a煤n, en los momentos cr铆ticos donde los cultivos definen sus rendimientos la falta de lluvia se hizo sentir con intensidad en distintas zonas productivas.

Las estimaciones preliminares anticipan una reducci贸n en la producci贸n agr铆cola nacional de 25 millones de toneladas, sobre un total de 98 millones obtenidas en la campa帽a anterior. Es decir la disminuci贸n representa m谩s de la cuarta parte de la cosecha precedente, situaci贸n que no tiene antecedente en la historia agr铆cola nacional, reflejando la mayor ca铆da en volumen entre ciclos. En el sector pecuario, las consecuencias no difieren demasiado a lo citado en el sector agr铆cola, donde la reducci贸n del stock bovino nacional en el 煤ltimo a帽o, supera las 2,5 millones de cabezas.

En ambas actividades, tanto en la agricultura como en la ganader铆a, al factor clim谩tico, se sumaron a la creciente intervenci贸n del estado y los altos costos de los insumos. Determinar el impacto individual de estos factores sobre el nivel de producci贸n, es de extrema dificultad. No obstante esto en el presente informe, dadas las caracter铆sticas productivas de la regi贸n del SO bonaerense y a partir de la superficie sembrada, se puede afirmar que el factor clim谩tico represent贸 una de las principales razones de la disminuci贸n en la producci贸n agr铆cola y sus posteriores efectos directos e indirectos sobre el resto de la econom铆a regional.

En el sector pecuario nacional algunas estimaciones aproximadas, estiman que la merma en el ingreso para este a帽o, comparado con 2008, alcanza los $5 mil millones. Un 50% de esta merma en el ingreso se debe a la sequ铆a y el otro 50%, de mantenerse los actuales valores de la hacienda, a la pol铆tica de control de precios implementada por el gobierno nacional. En este sentido y como consecuencia de la importancia que tiene la actividad ganadera en el SO bonaerense, la incidencia de la pol铆tica econ贸mica sobre la econom铆a regional, se vuelve determinante en la evoluci贸n de su nivel de actividad.

 
Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Econ贸mica (IAE). Si desea recibir la versi贸n completa del informe v铆a mail, cont谩ctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atr谩s


SUSCRIPCIÓN